Publicado: 10 de Julio de 2018 a las 10:24

A la hora de la creación de una empresa, ya sea en forma de sociedad o de autónomo es muy importante estar bien asesorado fiscalmente y no dejar esta labor para el final de la confección de la misma.

No es necesario contar con asesores diferentes para cada cuestión fiscal que pueda surgir en la empresa. Es decir, una asesoría para empresas ya se dedica a todos los ámbitos (contabilidad, impuestos, gestión de personal...) y es que, la especialización en estos ámbitos es mínima y eleva, en vano, el gasto para el empresario. SAGAS asesoría empresas en Madrid

El canal de la asesoría fiscal es importante en cuanto a que existen algunas que se dedican a ello exclusivamente online y otras de forma presencial. Lo ideal es una simbiosis de las dos, de modo que puedan gestionar las cuestiones cotidianas de la empresa a distancia sin necesidad de un tiempo determinado para reunirse y desplazarse. Pero, a la vez, poder contar con nuestro asesor para verle cara a cara cuando la situación lo requiera.

El nivel de especialización de la asesoría fiscal es importante y un punto a tener muy en cuenta. No podemos esperar de una empresa con poca especialización en sus trabajadores y nueva en el mercado, lo mismo que de un gran bufete de abogados. Pero, estos últimos tampoco suelen ser accesibles a empresas que no disponen de un gran peso en el mercado. Por tanto, lo ideal, sería como siempre, y dónde se encuentra la virtud; en un término medio de especialización en la asesoría por la que optemos. 


Lo que no podemos dejar pasar es un buen asesoramiento para nuestra empresa si no queremos vernos, de la noche a la mañana, envueltos en problemas con Hacienda.